“DITOS E REFRANS GALEGOS“


En Galicia  hay comarcas en las que desde tiempos ancestrales, se consumieron setas, sobre todo en la cuenca del Sil, ( Valdeorras, Trives y O Bolo), no eran muchas las variedades que se consumían, pero algunas eran muy apreciadas. De hecho en sus pueblos es donde se guardan más nombres vernáculos, propios de cada zona o lugar, a sí como dichos y cantares, que demuestran que para ellos las setas eran un manjar.

Sobre el Lactarius deliciosus ( fungo da muña, latouro, e carneira) se dice en la cuenca del Sil, el siguiente dicho:

“ Sombra de lateiro, fungos da muña no abeiro”

Es un acierto, pues a la sombra de todo pino joven es fácil encontrar dicha seta. Lo curioso es que ahora en gallego “lateiro” casi nadie lo usa. Cuando se consumen los Lactarius deliciosus la micción suele tomar un color rojizo, señal de que los riñones están bien.

Pero por Valdeorras, curándose en salud y para que no te asustes al ver la orina se dice:

“ Ollo á mexada, si fungos da muña, van na empanada”


Otro dicho,  éste a la selección de esta seta, es:

“Cásate con il, sí che deixa o anel”

Se corta el pie, y el corte debe tener la forma de un anillo. Si lo colocas  por el corte sobre la mano te dejara su lactes, un anillo marcado y esto es señal  de que es un Lactarius deliciosus comestible.

La Macrolepiota procera ( Choupin, Cogordo, Palote, Zarrota e o fungo que máis nomes ten en galego, máis de cincuenta ) es la seta más popular y la más buscada tanto en Valdeorras, Trives y O Bolo. Cuando se encuentra una se canta:

“Choupín, choupiñeíro, dime ónde está o teu compañeiro”

“Zarrota, zarroteira, dime ónde está a túa compañeira”


 

“ Os palotes do rebusco teñen dobre gusto”

Este dicho se refiere que después de unos dias de la vendimia, se daba permiso a quien quisiera, a rebuscar las uvas que quedaban en las viñas y si encontrabas además de las uvas “palotes” la satisfacción era doble.


La Macrolepiota venenata, conocida por Santigoso, Solicin y Vales aunque escasa, pues, no sale todos los, años, ya por el año 1953, decían:

“Sete nun pé choupin malo é”


Cuando se trata de la Macrolepiota rhacodes, se suele decir:

“Choupin torgallo, a tixola con beluga e allo”

Que es una de las muchas formas de prepararlos.


Un dicho popular gallego y este si que demuestra la cultura micologica que sé tenia antiguamente en esta zona, es:

“ Orellos, cuncos e pantorras escaldas pra que non morras”

El nombre popular en gallego de la Helvella monachela, Helvella sulcata y la Helvella crispa son “ orellos” la Sascosphaera coronaria, son los “cuncos”, y las Morchelas, son las “pantorras”. Esto quiere decir que ya de antiguo sabían que la primera agua de estas setas se debía tirar, ya que en crudo, son tóxicas.


Una seta que la Galicia micófaga se comía y se come en crudo es la Fistulina hepatica, “figados” cazadores, pastores y el desaparecido carbonero, cuando tenían sed, la mondaban y en trozos pequeños y bien  masticados era un buen remedio.

De esta seta  también tenemos recogido  un dicho gallego:

“Cando as caracochas empezan a pingar os figados podes atopar”

Es cierto cuando los castaños viejos dan sus primeras castañas es fácil encontrar la Fistulina hepatica.


Dice el campesino gallego, con mucha razón:

“Cando fales dos cogumelos fala dos malos e non terás pleitos cos aconsellados."

“Falar pouco, e mal, sí de fungos tes que falar”

“Vale máis fungo perdido que comido”
“Fungo regalado con discreción riralo”  
“Cogumelo murciado, xa rexeitado
“ O que de cogumelos se farta, non lle ten medo a morte”
“O fungo bo, pronto deixa sé selo”
“Si queres morrer, a cegas fungos coller”               
“Dun erro, faise un enterro”
“O peor do erro e o enterro”
“Moito tes que saber para cogumelos comer”
“Comer cogumelos con aprensión fanche dano aunque sexan bóns”

Tenemos dichos en gallego que están muy bien cuando se refieren a alguna seta en particular, y a un momento de su ciclo de vida. Lo más normal es que cuando encuentra una Macrolepiota procera (choupin) sé dice:

“Choupin, choupiñeiro donde esta o teo compañeiro”</